Caótico final de fiesta

Caótico final de fiesta

Se acabó la temporada regular de la Liga Adelante. Tras cuarenta y dos jornadas, se cierra el telón de la mejor segunda división del mundo. Ahora, esperaremos expectantes los Play Off de ascenso a primera, para concluir una campaña preciosa que ha tenido de todo. Futbol, sorpresas, emociones fuertes (más de las que se esperaban) y mucho material extradeportivo; todo esto ha ocurrido en la última jornada de la liga:

Con el campeón ya proclamado hace varias jornadas, solo quedaba dilucidar el segundo puesto que garantizaba el ascenso a primera división. La pelea estaba entre el Girona y el Sporting. Los gerundenses recibían al Lugo y el Sporting viajaba a Sevilla, para jugar contra el Betis. Los de Abelardo debían ganar por más de dos goles y esperar que los catalanes no se impusieran a un Lugo que no se jugaba nada. A contrapronóstico ocurrió así, y finalmente, el Real Sporting de Gijón es equipo de primera división, al que desde aquí, le damos una merecidísima enhorabuena.

Los asturianos cumplieron con su trabajo con creces y se impusieron a un distraído Betis por 0-3 en el Benito Villamarín, que tras obtener el título de campeón de liga, se han dejado ir en sus últimos dos compromisos. Los rojiblancos fueron mucho mejores, pronto se adelantaron en el marcador y solo quedaba esperar a que el Lugo cumpliera con la otra parte del plan de los gijoneses: Sacarle al menos un empate al Girona.

En Montilivi volvimos a ver la versión más nerviosa del conjunto gerundense. Los de Pablo Machín fueron muy superiores en el primer tiempo y se adelantaron gracias a un gol de Fran Sandaza al filo del descanso, pero tras la reanudación, los catalanes se tambalearon y se vieron atenazados por los nervios. El Sporting estaba cumpliendo con creces en Sevilla, y el Lugo estaba a un solo gol de dejar al Girona en segunda. La grada de Montilivi enmudecía a medida que pasaban los minutos, porque los de Quique Setién estaban cada vez mejor, más metidos en el partido, más dominadores y sobre todo más cerca del gol. Los nervios iban in crescendo y la situación era insoportable. La tensión se palpaba en el ambiente y solo Isaac Becerra mantenía a su equipo en el alambre, con varias intervenciones de mérito.

Pero las peores pesadillas de los aficionados del Girona se hicieron realidad cuando Toni Rodriguez Dovale puso un centro desde la derecha para que Pablo Caballero rematase de cabeza en el corazón del área e introdujera el esférico en las redes para empatar el partido en el minuto 91 y congelar así los corazones de jugadores y aficionados gerundenses. Sin embargo, aún dio tiempo para que Lejeune marcara de cabeza un centro desde el flanco izquierdo y desatara la locura y la decepción en Montilivi en apenas unos segundos: El tanto había sido anulado correctamente por fuera de juego y lo que pasara después es carne para nuestro “tierra trágame”, al final de la sección.

Por el sexto puesto, Zaragoza y Ponferradina se disputaban el último asiento para la promoción de ascenso. Los maños viajaban a Leganes y la Ponferradina recibía al Alcorcón. Los equipos madrileños no se jugaban nada, pero se comportaron como auténticos profesionales que son y pusieron en apuros tanto a maños como bercianos. El Zaragoza tropezó en Butarque (2-2) y la Ponfe, con el resultado de Leganés, si hubiera ganado en casa, habría sellado su pasaporte para la promoción de ascenso. Sin embargo, el Alcorcón logró una igualada (1-1) que deja a los de Manolo Díaz con la miel en los labios otra temporada más. Por lo tanto, enhorabuena al Zaragoza, que después de muchos altibajos, consigue la sexta plaza.

Y, por último, Racing y Osasuna tenían aún puntos en juego para sellar la permanencia. Osasuna lo tenía casi hecho, pues solo necesitaba no perder en la Nova Creu Alta (tomada por la afición navarra) de Sabadell mientras que el Racing tenía que ganar obligatoriamente y esperar una milagrosa derrota de los navarros. Ni Sabadell ni Albacete se jugaban nada.

Lejos de estar todo el pescado vendido, el Sabadell saltó la banca, salió a por todas y tras escasos diecisiete minutos de juego, ganaba 2-0 a Osasuna. Ese resultado dejaba a los pamplonicas en el alambre, pues si el Racing marcaba un tanto para adelantarse en Albacete, los de Martín se iban a segunda b. Y fue en el minuto 31 cuando, el más pequeñito de la clase, Alvaro García, anotaba un muy buen gol de cabeza en el Carlos Belmonte para el Racing tras una exquisita jugada protagonizada por Quique. Con estos resultados, los de Santander estaban milagrosamente salvados.

Tras el descanso, Osasuna salió en tromba a por el partido de su vida, y metió al Sabadell en su área propia, pero los pupilos de Martín se chocaban una y otra vez contra De Navas. Hasta que David García primero, y Flaño en el minuto 92, lograron marcar dos goles de cabeza que sellarían la permanencia definitiva de los rojillos, mandando a segunda b a un Racing que se defendió de un Albacete que buscó el empate durante todo el segundo periodo. Los de Munitis rozaron el milagro, pero vieron como el gol de Flaño los mandaba en el último suspiro de la temporada al purgatorio de la segunda b.

 Sin nada en juego, los siguientes partidos que concluyeron con estos resultados:

Mirandés 2 – 0 Mallorca, Numancia 3 – 3 Tenerife, Valladolid 2 – 4 Llagostera, Las Palmas 3 – 2 Alavés y Recreativo 2 – 0 Barcelona B.

Vamos con los últimos reconocimientos de la liga regular: Nuestro último QuéCrack de la fase regular es para un jugador de Osasuna, Javi Flaño y no precisamente porque el defensor rojillo hiciera un encuentro descomunal en defensa. Su gol en el minuto 92 va a ser recordado para siempre en la historia del Club Atlético Osasuna. Los navarros estaban descendidos a segunda b, pero en el último momento de la temporada, un cabezazo suyo tras la salida de un corner le dio el empate a su equipo, y por consiguiente, la salvación más importante de la historia del club. El nombre del héroe de la batalla de Sabadell quedará grabado para siempre en la historia rojilla y también en esta sección, para la posteridad.

El mejor gol de esta semana nos lo regaló Isma López, del Sporting. El magnifico y polivalente jugador zurdo del conjunto asturiano sentenció el partido ante el Betis con una gran carrera por la banda izquierda para recoger un pase al espacio. Se plantó en el área, se perfiló, y con el exterior del pie izquierdo, puso la pelota en la base del palo de la meta de Adán haciendo imposible la parada del guardameta bético. Un gol que sentenció el partido para mantener a su equipo a la espera de que el Lugo obrara el milagro y regalase en bandeja de plata a los de Abelardo, un sufridísimo ascenso a primera división, como finalmente acabó ocurriendo.

Y el portero de guante blanco, David De Navas, del Sabadell. Su actuación desesperó a Osasuna, que tras tropezarse una y otra vez con las intervenciones del capitán del conjunto arlequinado, daba la impresión de que los vallesanos habían echado el cerrojo a su portería, privando de la permanencia a Osasuna. Finalmente, tras dos remates de cabeza a bocajarro tras corner, el portero de Alcobendas no pudo hacer nada por evitar los goles que a la postre, darían la permanencia a los navarros.

La semana pasada no tuvimos “tierra, trágame”, pero en esta última jornada, hay un claro tirón de orejas al Girona, en general, por su actitud y por los acontecimientos ocurridos en Montilivi. Ya hemos puesto en antecedentes lo que pasó en los minutos finales, cuando Caballero logró el empate y poco después se anuló un gol a Lejeune por fuera de juego. A partir de ahí, se desató el caos. El linier que, correctamente decretó como ilegal el gol del ex jugador francés del Mallorca y Villarreal, recibió un botellazo en el cuello, arrojado desde la grada. Mientras los jugadores del Girona se dirigían a él para protestarle, el juez de linea salió corriendo hacia donde se encontraba el principal, Sanchez Martinez, quien decretó automáticamente la suspensión del partido, a falta de 40 segundos para concluir el encuentro.

Después de un receso de media hora, el colegiado reanudó el partido, y se jugaron los segundos restantes. No paso nada en lo que al juego se refiere, pero la actitud de determinados jugadores, como Fran Sandaza, recriminando a sus ex compañeros que se comportasen como profesionales, acusandoles de “reirse en su cara”. Lamentable.

Aun les queda una segunda oportunidad en el play off, pero cuidado con la posible sanción al conjunto gerundense por lo ocurrido durante el encuentro, que un cierre de campo puede ser un handicap para el equipo de casa.

Y casi sin tiempo para recuperarnos, damos vacaciones a todos los equipos, a excepción de Girona, Las Palmas, Valladolid y Zaragoza. Estos equipos se van a disputar la última plaza de ascenso a primera división. El miércoles diez y el jueves once de junio tenemos ya la ida de las semifinales.

Si se ha acabado el futbol en muchas regiones, a excepción de los lugares donde hay equipos disputando promoción de ascenso, lo que acaba de empezar son las guerras en los despachos. Elche, Racing, Eibar, Llagostera, Zaragoza, Albacete, Osasuna…va a ser un verano similar al del año pasado, con equipos con problemas para pasar el filtro económico. Por lo pronto, ya se ha cobrado la primera victima de un descenso administrativo: el Elche. El conjunto ilicitano ha sido descendido a segunda, para beneficio del Eibar, que se mantendrá en primera, y los franjiverdes parece que van a ser nuevo equipo de segunda división, a expensas de que los restantes expedientes que tienen pendientes pudieran llevarle también a segunda b. La lamentable gestión de Sepulcre en los despachos ilicitanos ha destrozado al Elche y veremos si el “desangramiento” del equipo presidido por Anguix no llega a ser mortal de necesidad.

Hablaremos más adelante sobre la guerra en los despachos y la situación de cada equipo. De momento, aun quedan unos minutos de futbol de absoluto infarto y aquí contaremos qué ha pasado en cada uno de ellos.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar un comentario