¡Que se besen, que se besen! (0-0)

¡Que se besen, que se besen! (0-0)

Resultado:

Granada 0

Atlético de Madrid 0


 

1. Primera parte sin actitud

Todos queríamos un partido lleno de emoción en el partido del Granada, ya que unos se jugaban el mantenerse en la categoría y los otros salvaguardar la tercera plaza de la clasificación en detrimento a lo que pudiera pasar en el partido del Valencia. Pero resulta que el empate, a priori, servía a ambos equipos y con esa idea salieron los dos equipos, a controlar el partido, a no hacerse daño, a respetarse y así la primera parte fue aburridísima.

2. Ni los nervios cambiaron el partido

No pasó nada. Era una tarde de transistores, de estar atentos desde el banquillo a lo que ocurría en otros campos pero ni por esas cambiaron las cosas. Los goles que marcaba el Almería en Mestalla hacía descender al Granada y el conjunto andaluz ni pudo ni quiso subir las marchas para poder lograr un  gol que le hiciese respirar y depender de ellos mismos, y no de lo que hiciese el Valencia. Que al término de la primera parte lograba el empate y Granada y Atlético se iban a vestuarios tranquilos.

3. La segunda parte peor que la primera

Asimilaron los equipos que los resultados durante los segundo 45 minutos no iban a cambiar mucho en los demás partidos y que el empate le valía al Atlético y por supuesto al Granada que estuvo todo el partido esperando a que el Valencia fuese el equipo que le salvase y así pasó. El Granada aguantó todo el partido con algún tiro aislado a portería y el Atlético más de lo mismo, suficiente para estar los dos donde están. Eso sí, algunos echaron de menos aquellos gritos del “¡Que se besen, que se besen!” que cantaron en el 82 en El Molinón entre Austria y Alemania Federal.

4. Granada salvado

El Granada planteó un partido de no agresión al rival. Toque, pase y pocas ocasiones del equipo andaluz, tampoco las tuvo el Atlético hicieron que solo por momentos, en la primera parte, el equipo estuviese en Segunda división pero al final el conjunto dirigido por Sandoval logró salvarse y conseguir el cometido para el que llegó el entrenador, salvar al equipo. Desde el minuto 90, el estadio fue una fiesta con toda la afición celebrando el empate y la salvación.

 

5. El Atlético gana la Liga de los Mortales

La Liga de los mortales fua aquella que se acuño para referirse a esa liga que disputan el resto de equipos de la LFP exceptuando Real Madrid y Barcelona. Si el año pasado el Atlético tuvo la suerte de “molestar” a los dos grandes, este año no fue más que uno más de la liga y hasta el último minuto no pudo cerrar la tercera plaza, cuestión para nada difícil porque solo necesitaba un punto para poder hacerlo. Mientras tanto el Valencia que aspiraba a ser tercero, acabó como el quinto mejor equipo por detrás del Sevilla que le adelantó tras su victoria.

Comentarios

No hay comentarios

Dejar un comentario